The Laplace’s Demon un regreso a los años 50’s

Volviendo a las fuentes de Nyarlotep.com, y alejándome un poco de la literatura, hoy les traigo una reseña de cine, del filme The Laplace’s Demon.

En los últimos años hemos visto una tendencia de películas que buscan emular el look and feel (por no decir la sustancia) de otras eras. Ni siquiera es la primera vez que hablo de este tema. Ya en el 2015 mencioné otros dos casos muy claros en The Editor y Francesca, el regreso al Giallo. Pero en esta ocasión, en lugar del cine italiano de los 70’s, esta película, irónicamente una producción italiana, busca recrear el ambiente de obras británicas y estadounidenses de la década de 1950. Sin dudas The Laplace’s Demon sería una buena película para ver en compañía de Invasion of the Body Snatchers (1956) o The Quatermass Xperiment (1955). Incluso podría ser un largo episodio de The Twilight Zone (1959) de la que parece tomar varios elementos.

The Laplace's Demon | Nyarlotep.com
El increíble contraste de sombras en The Laplace’s Demon

Breve reseña

The Laplace’s Demon (2017) dirigida por Giordano Giulivi, narra la historia de un grupo de científicos atrapados en una mansión en una isla aislada. El grupo ha estado investigando una fórmula que podría predecir eventos futuros, por ejemplo, calcular en cuantos pedazos se puede romper un vaso de vidrio al golpear el piso. En esta isla se convertirán en peones (literalmente) de otro experimento similar.
La historia basa su premisa en Pierre-Simon Laplace, un físico, matemático y astrónomo francés, nacido en el siglo 18 y conocido por sus ideas deterministas. Es decir, que todo lo que sucede en el universo está determinado por ciertas leyes físicas, y que es imposible cambiar aquello que ya ha sido determinado a suceder. Según Laplace, si alguien pudiera calcular estas reglas se convertiría en un demonio, con la capacidad para predecir cualquier evento.

La estética

Hablar de The Laplace’s Demon es imposible sin referirse a su imagen. La película se presenta en un vibrante blanco y negro, con sombras muy marcadas que le dan una cualidad similar al expresionismo alemán de los años 20. Aún así su referencia a los 50’s es clara, principalmente en sus personajes. No solo en la caracterización desde su vestuario, sino como avatares de personajes atávicos de este tipo de filmes. El científico sombrío con acento alemán enfrascado en sus pensamientos, el simpático soñador siempre en las nubes, el recio héroe dispuesto a enfrentar cualquier peligro a los golpes, el capitán del barco aterrado por sus ideas supersticiosas. Pueden sonar como estereotipos, pero el uso de estos arquetipos le da a la historia un marco de referencia muy claro e importante. Y aquí es donde debemos mencionar un aspecto clave de la película:

La intención

Cuando se habla de la estética de The Laplace’s Demon hay que tener en claro que todo gira en torno a la intención de su creador. Si, esto es cierto de cualquier película, pero en este caso, Giulivi no ha querido narrar una historia que transcurre en la década del 50. En varios momentos, desde el inicio de la historia, queda claro que esta película tiene lugar en la actualidad. Los personajes utilizan computadoras portátiles y celulares que pueden parecer fuera de lugar con su personificación. Pero la intención es crear un reflejo de otra era, donde la ciencia ficción era más especulativa y las posibilidades parecían infinitas. El cine de terror y ciencia ficción de los años 50 era terreno fértil para este tipo de historias especulativas. Luego de la bomba atómica, parecía que el futuro estaba abierto a las maravillas y horrores que solo la ciencia podía desentrañar. Y que mejor manera de homenajear este cine, que justamente hablar de las posibilidades y de aquello que es inevitable.

The Laplace's Demon | Nyarlotep.com
Caracterización de los personajes en The Laplace’s Demon.

Sin dudas, The Laplace’s Demon es una película muy interesante, desde todo sentido y que vale la pena ver. Para quien está leyendo estas líneas antes de diciembre de 2018, y viva en Buenos Aires, Argentina, tiene la posibilidad de verla durante una de sus proyecciones en el Festival Buenos Aires Rojo Sangre. Se exhibirá los días martes 4, a las 22 horas y jueves 6 a las 16 horas en la sede del cine Multiplex Lavalle y el viernes 7 a las 14 horas en el Multiplex Belgrano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s