Cuento: El Picnic de Kudzú

Estoy en el parque, por la altura del sol creo que deben ser las once de la mañana. A la distancia el jardín de juegos abandonado parcialmente cubiertos por las enredaderas de Kudzú los hacen parecer monstruos verdes sin forma. Solo la calesita se asoma entre las ramas ofreciendo una visión burlona del pasado distante. Recuerdo…